viernes, 8 de enero de 2016

Resumen 2015 (parte 1/2)



Acabado 2015, es momento de echar la vista atrás y hacer un repaso del dinero que me he dejado en las salas de cine. Si sois seguidores del blog veréis que no me mato escribiendo, por eso hay mucha morralla que se aprovecha de mi desidia para escapar de Mouth on Fire.
Os dejo más o menos las películas que he visto en cines junto con una breve reseña.

Mr. Turner. Empecé el año a tope de cultura. Biografía de la vida de William Turner, pintor inglés de finales del XXVIII. Turner es un gordo que se zumba a su criada tiñosa. Pinta cuadros y vive del aire. Larguita.

Whiplash. Nunca un chaval tocando la batería me puso tan en tensión. Sin aires de grandeza, de lo mejor del año. Premio 2015 película cultureta. Sale el jefe de Spiderman, el bigotes del Daily Bugle, pero calvo y fuertecito.

Birdman. La ganadora del Oscar mereció una crítica.

The imitation game. El actor que se parece a Kif, de Futurama, inventa una máquina para descifrar wathsapps nazis. Potable y olvidable.

Nightcrawler. A vosotros que estáis enfermos seguro que os gusta. Una de las sorpresas del año, con un Jake Gillenhaal muy grande en el papel de un psicópata metido a reportero de televisión. Esta película cimenta las bases de Telecinco.

Corazones de Acero. Si no leísteis la crítica, aquí os la dejo de nuevo.

El Hobbit, la batalla de los cinco ejércitos. Qué os voy a decir de estas mierdas que no sepáis ya. Aquí os dejo un cuento.

Interstellar. Otra tomadura de pelo que se paseó por Mouth on Fire.

Perdida. De lejos, ésta es la mayor farsa del año. David Fincher rodando un telefilme de la sobremesa de Antena 3. Un matrimonio compuesto por Ben Affleck y una localcoño marean al espectador durante dos horas y media. 

El francotirador. Aquí me quedé a gusto.

Puro Vicio. De verdad, no se ni de qué va esta película. La recuerdo tan enrevesada, tan larga, tan vacía y tan boba, que ni la recuerdo.

La fiesta de despedida. Unos ancianos que se dedican a practicar la eutanasia a compañeros terminales en una residencia de ancianos. No hubo ni un sólo espectador en el cine al que no le sudaron los ojos. A vosotros, que sois una banda de insensibles, os recomiendo mejor la siguiente.

Vengadores. La Era de Ultrón. Esta sí.

Mad Max. Fury Road. Bum, bum y mil muertos. Ojo que me vengo arriba. En ocasiones (dependiendo de mi estado de ánimo) llego a pensar que ha sido lo mejor que he visto en 2015. Ahí lo dejo.

Insidious 3. He de decir que la primera me encantó, por eso cada vez que estrenen una nueva alargando el chicle iré a tirar mi dinero al cine. Si no recuerdo mal es una especie de precuela.

It follows. Con diferencia, la mejor película de miedo del año. Aún así, no se libró de que me echase unas risas.

Ex Machina. Un bebedor asiduo de licores crea robots humanoides casi perfectos. Lo que pasa que no sabe muy bien qué hacer con ellos, por eso se los zumba. Es un poco como la Era de Ultrón pero con cyborgs pibones. No en serio, es una película más que recomendable, pero se las zumba, eso es verdad.


Hasta aquí la primera parte del resumen, que se que os cuesta leer tanto tiempo de seguido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada